El currículum jurídico y político de Alberto Bazbaz Sacal en México es impresionante

Alberto Bazbaz Sacal

El crimen y México parecen ir de la mano cuando los extranjeros hablan de las hermosas playas y los pintorescos pueblos que resisten la prueba del tiempo. El tráfico de drogas en México y la violencia que acompaña a esa empresa ilegal que hace dinero mantiene a mucha gente alejada del país. Los cárteles de la droga y la actividad de las pandillas, así como el tráfico de personas, mantiene a los agentes de la ley ocupados todos los días.

La corrupción es el sabor del día en varias ciudades mexicanas, por lo que es difícil identificar a los buenos de los malos. Pero los buenos, como Alberto Bazbaz Sacal, decidieron desde muy pronto que se pondrían del lado de la ley y harían de México un lugar más seguro al que llamar hogar.

Alberto Bazbaz Sacal, de 37 años, se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac en 1996. Después de graduarse, comenzó su carrera de abogado en Moreno y Bazbaz, un bufete de abogados que se centraba en los litigios privados. Sabía que el litigio privado no era su taza de té legal, pero desarrolló importantes relaciones con dos miembros prominentes del Consejo de Desarrollo de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac durante ese tiempo. Su relación con David Korenfeld Federman y Fernando Maldonado ayudó a Alberto a perfeccionar sus habilidades legales.

Alberto se convirtió en agente del Ministerio Público ubicado en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Ese trabajo le abrió más oportunidades. También comenzó a enseñar derecho y se convirtió en profesor de derecho durante 11 años.

En 2007, se convirtió en asesor de la Oficina de Planificación, Innovación y Desarrollo Institucional de la Procuraduría General de la República. El ascenso de Sacal en la Procuraduría General de la República continuó cuando se convirtió en Director General de Procesos Penales Federales y asesor cercano del ex Procurador General de la República Eduardo Medina Mora Icaza. No pasó mucho tiempo para que Sacal pasara de ese cargo al de Procurador General de Justicia del Estado de México.

Una de las relaciones clave que ayudó a Alberto a ascender en la escala de la aplicación de la ley penal fue su amistad con Enrique Peña Nieto, ex gobernador del Estado de México y ex presidente de México. Nieto le dio a Alberto Bazbaz Sacal las llaves de la Procuraduría General de Justicia de la Edomex, y permaneció en ese cargo de 2008 a 2010.

En 2013, el presidente Nieto nombró a Sacal para la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Alberto desempeñó un papel en la investigación de la financiación ilícita y el blanqueo de dinero que se desarrolló gracias al tráfico de drogas. Durante cinco años, Sacal detectó, investigó y llevó a la justicia a algunos de los traficantes de drogas que dieron al país su reputación manchada.

En 2018, Alberto Bazbaz Sacal decidió que era el momento de seguir adelante, por lo que renunció a la Unidad de Inteligencia Financiera y se convirtió en el titular del Centro Nacional de Investigación y Seguridad. Y en 2019, Sacal decidió hacer un trabajo encubierto para su país. En ese papel, investigó a políticos, legisladores, ministros y delegados para eliminar la corrupción que asolaba al país.

El trabajo de Alberto Bazbaz Sacal como profesor, abogado penalista y fiscal general ayudó al país a acercarse al control de las actividades ilegales en México. Su servicio público y su currículum jurídico demuestran que un hombre puede marcar la diferencia, según las personas que trabajaron con él en diferentes momentos de su ilustre carrera jurídica.

Alberto Bazbaz Sacal es un ex profesor universitario que ha ocupado varios cargos públicos en el gobierno de México.

Alberto Bazbaz Sacal es un ex profesor universitario que ha ocupado varios cargos públicos en el gobierno de México.